Invertir con poco dinero puede generar grandes recompensas. Te presentamos 6 formas en las que puede comenzar a invertir hoy con poco dinero.

Para muchas personas, la palabra «invertir» es sinónimo de hombres con traje, monitoreando el intercambio de millones de dólares en una cotización bursátil. La clave para generar riqueza es desarrollar buenos hábitos, como ahorrar dinero cada mes. Cambie los cafés en bares por café en casa y podrás ahorrarte 50 euros al mes.

Actualmente puedes conseguir un viaje o una pizza con solo deslizar la pantalla de tu móvil. Invertir no es diferente. Si puede automatizar tus facturas, ¿por qué no tus inversiones? Es igual de fácil.

Con un robo-advisor o una cuenta de ahorros, puede hacer que su dinero crezca mientras dedicas su tiempo a otras cosas. Desde tu ordenador, puedes invertir en acciones con  poco de dinero y aprender valiosas lecciones de inversión al mismo tiempo.

Con tantas opciones diferentes, invertir es más simple y sencillo que nunca. Aquí hay siete formas sencillas invertir:

1. Prueba el sistema del cerdito

Ahorrar e invertir dinero muy relacionados. Si quieres invertir, primero tendrás que ahorrar un poco. Eso te llevará mucho menos tiempo del que crees y puedes hacerlo en pasos muy pequeños.

Si nunca ha sido un ahorrador, puede comenzar ahorrando solo 10 euros por semana. Puede que no parezca mucho, pero en el transcurso de un año, llega a más de 500 euros.

Intente poner 10 euros en un sobre, caja o una hucha. Aunque esto pueda parecer una tontería, a menudo es un primer paso necesario. Si adquieres el hábito de vivir con un poco menos de lo que gana podrás ahorrar.

El equivalente electrónico del cerdito es la cuenta de ahorros. Pero será mejor que sea independiente de tu cuenta corriente habitual. Todas las semanas o meses deberás hacer una transferencia de tu cuenta corriente a la cuenta de ahorro. Una vez que tengas el dinero suficiente podrás traspasarlo al vehículo de inversión que elijas.

Comience con pequeñas cantidades de dinero y luego aumente a medida que se sienta más cómodo con el proceso. Puede ser cuestión de decidir no ir a McDonald’s o pasar las películas, y poner ese dinero en la hucha del cerdito.

Leer más sobre sistemas de ahorro

2. Deja que un robo advisor invierta por tí

Aunque los Robo advisors llevan funcionando más de diez años, no es un sistema de inversión muy conocido en España. Los Robo advisors hacen que la inversión sea lo más simple y accesible posible. No necesita ninguna experiencia previa en inversiones, ya que los asesores robotizados eliminan el tener que elegir a la hora de invertir.

Los Robo advisors trabajan haciendo algunas preguntas simples para determinar su objetivo y tolerancia al riesgo y luego invierten su dinero en una cartera de acciones y bonos de bajo coste altamente diversificada. Los Robo-advisors usan algoritmos para reequilibrar continuamente su cartera y optimizarla.

No hay una manera más fácil de comenzar a invertir a largo plazo. La mayoría de los robo-advisors requieren una inversión muy pequeña para comenzar a invertir y cobran comisiones según el tamaño de tu inversión.

El coste de invertir de en Robo advisors es más caro que si invirtieras tu mismo en los fondos indexados. Es importante tener en cuenta que las tarifas de los robo advisors se suman a las tarifas que cobran los fondos indexados o ETF  que compran los robo advisors para formar tu cartera. Puede evitar pagar las tarifas de robo-advisor creando su propia cartera de ETF o fondos indexados. Para la gran mayoría de los inversores, sin embargo, eso supone mucho trabajo.

Leer más sobre los Robo advisors

Robo Advisors

3. Empieza a invertir en bolsa con poco dinero

Cuando se trata de invertir en el mercado de valores, el coste suele ser la barrera de entrada. Se necesita dinero para ganar dinero, ¿verdad?

Ya no. Internet ha facilitado comenzar a invertir en bolsa con muy poco dinero. Eso significa que puede invertir unos pocos euros para familiarizarse con la inversión antes de hacer inversiones más importantes. Es una excelente manera de aprender a invertir mientras se arriesga muy poco dinero.

En el pasado, los corredores de bolsa cobraban comisiones importantes cada vez que compraba o vendía acciones. Eso hizo que invertir en bolsa no fuera muy rentable si tenías poco dinero

4. Invierte en el mercado inmobiliario

Lo creas o no, ya no necesitas mucho dinero para invertir en inmuebles. Una nueva categoría de inversión conocida familiarmente como crowdfunding inmobiliario hace posible poseer acciones fraccionadas de grandes propiedades comerciales sin el dolor de cabeza de ser un propietario.

Pero debes tener cuidado con estas plataformas. Hay algunas que no son del todo transparentes y legales y pueden darte un disgusto.

Creo que el crowdfunding inmobiliario puede ser una forma interesante de aprender sobre inversiones inmobiliarias y también de diversificar tus activos. Pero no pondría todo mi dinero en estas plataformas porque pueden tener bastante riesgo.

También puedes acceder al mercado inmobiliario invirtiendo en Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria o SOCIMIs. Son empresas cuyo negocio es la compra y alquiler de bienes inmuebles. Sería algo similar a invertir en un fondo de inversión.

Inversión en el mercado inmobiliario

5. Invierte en un plan de pensiones

Invertir en un plan de pensiones es una buena estrategia de inversión. Por un lado porque nos obliga a invertir una cantidad fija al mes o al año y por otro por sus beneficios fiscales.

Comienza invirtiendo en el plan de pensiones el 1% de tu salario y si te vas sintiendo cómodo con esta forma de invertir puedes ir subiendo la aportación cada año.

Si quieres invertir en un plan de pensiones es muy importante que controles las comisiones que te cobra la gestoras. Normalmente los planes de pensiones suelen ser más caros que los fondos de inversión pero actualmente existen planes de pensiones indexados que tienen bajas comisiones.

Los robo advisors también ofrecen planes de pensiones. Por lo que puede ser una alternativa fácil y barata de tener una inversión en planes de pensiones.

6. Invierte en fondos de inversión con una aportación inicial baja 

Los fondos de inversión te permiten invertir en una cartera de acciones y bonos con una sola transacción, lo que los hace perfectos para nuevos inversores.

Actualmente hay cientos de fondos de inversión que exigen una aportación inicial baja. El problema de invertir en fondos de inversión es que tienes que utilizar tiempo para seleccionar el fondo de inversión que mejor te conviene a tu perfil inversor. Para solucionarlo, una forma fácil y barata de invertir en fondos de inversión indexados. Podrás tener miles de acciones de diferentes sectores y países con una sola compra.

Es muy conveniente que hagas aportaciones periódicas a los fondos de inversión en los que inviertas para obligarte a invertir. Además estas aportaciones te permitirán utilizar el potencial  Un arreglo de inversión automático es particularmente conveniente si puede hacerlo mediante ahorros de nómina. Por lo general, puede configurar una situación de depósito automático a través de su nómina, de la misma manera que lo hace con un plan de jubilación patrocinado por el empleador. Pregúntele a su departamento de recursos humanos cómo configurarlo.